LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Grupo de caníbales se entregó a la policía: “Estoy cansado de comer carne humana”

SUDÁFRICA  - La pesadilla sucedió al noreste Durban, Sudáfrica, cuando un hombre se entregó a la policía, alegando “Me entrego porque estoy ...

domingo, 29 de enero de 2017

Construyó una casa mirando tutoriales en Youtube!

Tiene cuatro hijos y su historia de esfuerzo y superación dio vuelta al mundo.



Su nombre es Cara Brookins, es una joven madre de Arkansas en Estados Unidos, que trabaja como analista de computación y que, tras lograr superar un matrimonio en el que sufrió violencia de género y abusos, decidió reconstruir su vida y sacar adelante a su familia. Para peor, su casa había sido destruida por un tornado y solo quedaban los cimientos.

“Me sentía avergonzada y estaba preocupada de que no tuvieran autoestima ni confianza. La realidad es que cuando enfrentas ese nivel de terror, solo estás en modo superviviente. Estaba preocupada de que si uno de ellos dejara la casa, no lo volvería a ver nunca más”, confesó.

Por este motivo, decidió construir una casa para sus cuatro hijos con sus propias manos. Pero, ¿por dónde debía comenzar? Gracias a las nuevas tecnologías todo lo que necesitaba saber estaba en Internet.

“Me hizo pensar en comprar tablones y aglomerado y ponerlos juntos a ver qué pasaba. ¿Cómo sería la casa de nuestros sueños? ¿La querríamos construir?”, se preguntó. Pero no tenía dinero y tuvo que pedir un préstamo de 150 mil dólares al banco. Cuando consiguió todos los materiales comenzó a mirar los tutoriales que había en Youtube.

Toda la familia trabajó codo a codo. Sus hijos Hope, Drew, Jada y Roman, que en ese momento tenían entre 2 y 17 años, ayudaron durante todo el proceso. Eso los ayudó a comunicarse mejor y afianzar sus lazos afectivos.

Sin embargo, todo lo que aprendieron a través de YouTube no fue suficiente para llenar algunos vacíos de conocimiento. Así que Brookins sumó al proyecto la ayuda de un bombero, que tenía experiencia en construcción. Acordaron que ella le pagaría 25 dólares la hora, cuando pudiera costearlo.

Cuando terminaron, tenían una casa de 325 metros cuadrados, con 5 dormitorios y un garaje. Que la familia bautizó como: La Mansión Inkwellm.

Hoy, han pasado 8 años de esta aventura familiar, pero la historia sigue recorriendo el mundo y permitió a Cara lanzar un libro titulado “Rise: How a House Built a Family” (Crecer: cómo una casa construyó a una familia), que se publicará el 24 de enero, en el que cuenta en detalle esta experiencia que le dio otra oportunidad.

“Mis hijos ahora son valientes, se atreven a todo. No hay nada que les sugieras que no pueden hacer, es algo increíble. Nunca pienses en tu situación como un viaje en solitario. Puedes sanar y crecer junto con tu familia”, concluyó.

Mirá las fotos:







Fuente: Rumbos Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.