LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Mitad hombre mitad perro: la historia del brasilero que se transplantó la cara de un animal

BRASIL - Más allá de lo impresionante que parezca, hay solo una parte de la historia que es real. Las partes del animal son reales, fueron e...

lunes, 7 de diciembre de 2015

¿Prostitutas o monjas? Religiosas rescatan a esclavas sexuales

Una trabajadora sexual / Andrea Comas / Reuters

Un equipo de monjas se hace pasar por prostitutas con el fin de salvar a víctimas del tráfico de mujeres en todo el mundo. Las religiosas realizan sus operaciones infiltradas.

Un grupo de 1.100 monjas, conocido como Talitha Kum, trabaja encubierto en burdeles de al menos 80 países para liberar a víctimas de la esclavitud y el tráfico de mujeres, informa la cadena de televisión Fox News.

El fundador del grupo activista, John Studzinski, banquero, inversionista y filántropo, afirma que su organización pretende aumentar su influencia y pasar a trabajar en 140 países. Según él, la organización fundada en 2004 consigue grandes éxitos rescatando a mujeres. Las monjas se visten como prostitutas y van así por las calles: "Trabajan en burdeles y nadie sabe que están allí".

Trabajan en burdeles. Nadie sabe que están allí

Según Studzinski, las hermanas han decidido formar parte del grupo porque han perdido la fe en los gobiernos, las corporaciones, la policía y los hombres. Al entrar en el grupo, las monjas intentan luchar contra la trata de mujeres, que cada día son explotadas y viven en condiciones terribles.

Un problema de alcance global

Hoy en día muchas mujeres en todo el mundo son víctimas y esclavas en diferentes trabajos peligrosos, incluyendo talleres clandestinos, servicios domésticos, prostitución forzada. Las mujeres son sometidas a abusos sexuales y otras formas de violencia, lo que va en contra de derechos fundamentales y perjudica la integridad física, la libertad y seguridad personal, recuerda la fuente.

El tráfico de personas es la esclavitud de hoy en día, y acontece en todo el mundo. De acuerdo con los datos de la Organización Internacional del Trabajo (ILO, por sus siglas en inglés), alrededor de 11 millones de mujeres y niñas sufren de trabajo forzado. Casi 19 millones de personas son víctimas de explotación por empresas privadas y 2 millones, por el Estado o agrupaciones rebeldes. Asimismo, al menos 4,5 millones son víctimas de explotación sexual, informa la organización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.