LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Mitad hombre mitad perro: la historia del brasilero que se transplantó la cara de un animal

BRASIL - Más allá de lo impresionante que parezca, hay solo una parte de la historia que es real. Las partes del animal son reales, fueron e...

martes, 27 de septiembre de 2016

El retrete más caro del mundo está hecho de oro y es de uso público

Cenar caviar en un restaurante de lujo, o hot dogs en alguna esquina, terminan en el mismo sitio: el baño. Bajo este principio, acaban de inaugurar el WC más caro del mundo. 

Se encuentra en un edificio de fácil acceso y puede ser utilizado por cualquiera que lo desee y sin costo alguno.

Es un retrete hecho completamente de oro de 18 kilates, conectado a la llave del agua y completamente funcional. Se encuentra en Nueva York, en uno de sus recintos públicos más conocidos: el Museo Guggenheim, ubicado en la famosa Quinta Avenida, a la altura de Central Park.


Está hecho de oro de 18 kilates y se encuentra en Nueva York. Foto: Facebook.com/guggenheimmuseum
En realidad, se trata de una pieza de arte. Es obra de Maurizio Cattelan, un artista italiano quien suele mostrar creaciones que desafían el arte tradicional (tal como hizo en Sevilla en 2004 al mostrar la escultura de un niño ahorcado, así como una figura del Papa Juan Pablo II aplastado por un meteorito, en 1999).

Si bien su más reciente trabajo se exhibe en un museo, como muchas otras de sus exposiciones, en esta ocasión no se encuentra precisamente en alguna sala, sino en un sitio que el público puede utilizar.

El Guggenheim ha instalado baños ‘unisex’ en sus cuatro pisos. Justo en el nivel más alto es donde se encuentra esta pieza, a la que el artista ha llamado ‘America’. Fue inaugurada el pasado 15 de septiembre y tardó cinco años en terminarse.
Maurizio Cattelan posa junto a su obra.
Foto: Facebook.com/guggenheimmuseum
Sobre la pieza, el museo señaló: “Es de naturaleza participativa, en la que se invita a los visitantes a usarlo individualmente y en privado. Lo que permite una experiencia íntima sin precedentes con una obra de arte”, según puede leerse en su página web.

Por supuesto, no es sencillo el mantenimiento de una pieza de ese tamaño, peso y material. El retrete es atendido por un personal del limpieza cada 15 minutos, quien se encarga de cuidarlo con toallas especiales.

¿Qué te parece? ¿Usarías este retrete?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.