LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Grupo de caníbales se entregó a la policía: “Estoy cansado de comer carne humana”

SUDÁFRICA  - La pesadilla sucedió al noreste Durban, Sudáfrica, cuando un hombre se entregó a la policía, alegando “Me entrego porque estoy ...

lunes, 5 de septiembre de 2016

Bibliotecario deja una herencia sorpresa de 3,5 millones de euros a la universidad en la que trabajaba

Durante toda su vida, Robert Morin fue ahorrando cada dólar que caía en sus manos. Solo gastaba lo necesario para vivir: la comida, la ropa justa y el alquiler. Su único derroche fue su gran pasión, los libros. Con este estilo de vida, su cuenta no paró de crecer. 

Tanto, que cuando falleció este año, tenía ahorrado nada más y nada menos que 4 millones de dólares (3,5 millones de euros). Ahora todo ese dineral irá a parar a la universidad en el que trabajó toda su vida.


Morin se graduó en la Universidad de New Hampshire en 1963. Ese mismo año empezó a trabajar en la biblioteca Dimond, perteneciente al mismo centro. En la página web del centro se le recuerda como una persona tranquila, amable y que amaba la lectura por encima de todo.



Tanto le gustaba leer que alardeaba de algo que solo está al alcance de muy pocos, por no decir ninguno: prácticamente leyó todas las novelas publicadas en Estados Unidos durante el periodo que va de 1930 a 1940. Lo hizo en orden cronológico y solo le faltaron algunos títulos. Según sus compañeros de trabajo, cuando falleció, con 77 años, había leído casi 2.000 libros en toda su vida.

El centro escolar de sus amores ha anunciado esta semana que Morin ha dejado en herencia todo su patrimonio al colegio. En sus últimas voluntades se puede leer que 100.000 dólares (89.000 euros) han de ir específicamente a comprar nuevos libros para la biblioteca.

La junta directiva del colegio ha anunciado que el resto del dinero irá integramente destinado a un nuevo y ambicioso programa de becas para que los alumnos más destacados no tengan que pagar ni la matricula ni el comedor.

“Con su filantropía, Bob ha demostrado un vínculo y una lealtad hacia la universidad únicas. Y con sus fondos podremos solucionar muchas prioridades del centro”, asegura Mark Huddleston, director del centro, en un comunicado de prensa.

Además de para libros y para becas, el dinero de Morin también servirá para colocar un nuevo marcador electrónico en el estadio de rugby de la Universidad de New Hampshire.No sabemos si a Robert, un ratón de biblioteca, este dispendio en una actividad deportiva le habría parecido bien.

Yahoo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.