LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Mitad hombre mitad perro: la historia del brasilero que se transplantó la cara de un animal

BRASIL - Más allá de lo impresionante que parezca, hay solo una parte de la historia que es real. Las partes del animal son reales, fueron e...

lunes, 21 de marzo de 2016

7 curiosas historias de personas que, aunque no lo creas, murieron teniendo sexo

El sexo es divertido y siempre hay algo nuevo que probar. Seguramente escuchaste historias que te parecen increíbles por parte de tus amigos, pero parecerán juego de niños comparadas con las que traemos hoy.


Es que el sexo también puede ser mortal, literalmente. Si no nos crees, lee estas 7 curiosas historias de personas que murieron mientras tenían sexo.


7. Devorada por un león

África tiene una riqueza increíble en fauna y flora y el paisaje inspira para sacar los instintos pasionales más locos.

En 2013, en Zimbawe, una pareja decidió que era una buena idea tener sexo al aire libre en una zona salvaje del continente negro, lo que no le gustó nada a un león que sin ser invitado se les unió destrozando a la mujer con sus mordidas y garras, su amante logró escapar.

6. Sexo en el balcón

En 1997, una mujer norteamericana murió tras caer por un balcón mientras mantenía un encuentro apasionado con su jefe. Otro dato muy curioso en relación con esta historia es que el hombre, ciudadano de Boston de 35 años, fue condenado por homicidio cuando la pericia científica determinó que la había empujado durante el encuentro.

5. Eléctrico

El dolor puede causar placer y quienes practican el sadomasoquismo lo saben, aunque siempre es necesario tener recaudos. Una mujer de 28 años murió electrocutada al utilizar pinzas para pezones que transmitían descargas eléctricas y que ella misma fabricó. En este caso, la muerte también fue catalogada como homicidio.

4. Todo en exceso es malo

Muchos te podrían decir es que imposible tener mucho sexo, pero en culturas donde la poligamia es común, un hombre no logró satisfacer por completo a sus seis esposas y no fue por falta de ganas. Uroko Onoja, un conocido empresario nigeriano, murió por un paro cardiorrespiratorio causado por el cansancio extremo al intentar mantener relaciones con las seis sin descansar.

3. Karma instantáneo

Isabel Chavelo Gutierrez, un hombre de 53 años, asaltó, golpeó y luego procedió a violar a una anciana de 77 años en Tivoli, Texas. Si el karma existe, este actuó rápido, ya que el violador comenzó a sentirse mal mientras cometía semejante atrocidad, se desplomó en el suelo y murió en el acto.

2. Sexo con un caballo

La zoofilia existe y hay personas que se ven atraídas sexualmente a los animales, aunque no suelen ser correspondidos. En 2005 fue noticia el caso de un norteamericano de 25 años que se llevó su merecido tras abusar sexualmente de un caballo.

Su muerte trajo algo bueno, ya que al llegar al lugar, la policía no solo encontró al hombre muerto por hemorragias internas producto de las patadas que le dio el caballo, sino que también logró desmantelar una secta dedicada al abuso sexual animal.

1. La estupidez mata

No todos nacen con un coeficiente intelectual digno de Einstein, pero de ahí a decidir probar algo nuevo teniendo relaciones sexuales en medio de una carretera hay mucho camino.

Justamente eso hicieron dos jóvenes en Namibia que primero quisieron tomarse una foto acostados en el pavimento, pero la pasión pudo más y terminaron teniendo relaciones en medio de la carretera, no es sorpresa que su acto terminó con la muerte por atropello. Todo cobró mucho más sentido cuando la autopsia presentó elevadísimos niveles de alcohol en el cuerpo.

Fuente: Batanga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.