LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Mitad hombre mitad perro: la historia del brasilero que se transplantó la cara de un animal

BRASIL - Más allá de lo impresionante que parezca, hay solo una parte de la historia que es real. Las partes del animal son reales, fueron e...

martes, 20 de octubre de 2015

Así queda el cuerpo de alguien que pierde 230 kilos

Catrina Raiford era la mujer más obesa del mundo. Pesaba más que un auto pequeño.
Catrina Raiford, quien era conocida como la Mujer de la Media Tonelada, perdió 230 kilogramosCatrina Raiford, quien era conocida como la "Mujer de la Media Tonelada", perdió 230 kilogramos Quien era la mujer más pesada del mundo exhibió su cuerpo por primera vez luego de haber perdido 230 kilogramos tras realizar un estricto régimen controlado por médicos especialistas. Se trata de Catrina Raiford, conocida por tener tantos kilos como un auto pequeño: 430 kilogramos.

Conocida como la "Mujer de Media Tonelada" en Tampa, Florida, Raiford encaró un estricto régimen nutricional que le posibilitó tener una vida más normal de la que llevaba. Por su estado, permaneció cinco años acostada en su hogar, hasta que por problemas respiratorios los médicos intervinieron en su tratamiento.
Catrina Raiford perdió 230 kilos luego de una estricta dieta. Ahora debe lidiar con 60 kilogramos de piel que le sobra.
Su dieta consistió en la ingesta de carne magra, frutas y vegetales. "Me siento mucho más feliz y más confiada", señaló Raiford quien ahora debe lidiar con un exceso de piel de 63 kilogramos. "Quiero ser libre", añadió la mujer, quien durante años debió encerrarse en su habitación sin realizar una vida normal.

Pero su historia es dramática. Desde pequeña, Catrina sufrió reiterados abusos sexuales, lo que según los especialistas de la época la volcaron a las golosinas y a los dulces. A los 12, su madre ya le preparaba ropa a medida y a los 14 pesaba más de 200 kilos. Fue en ese momento cuando Catrina fue internada en un hospital psiquiátrico para que con ayuda profesional pudiera resolver sus severos traumas. Pero la niña no quería hablar de los abusos sufridos con nadie, y su drama se acentuó.

Junto a la dieta, Catrina encaró también una intensa actividad física. Pasa horas dentro de una piscina ejercitando su cuerpo y perdiendo calorías. Y también realiza caminatas intensas con el mismo propósito. Hoy es un poco más feliz.


Fuente: Infobae

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.