LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Grupo de caníbales se entregó a la policía: “Estoy cansado de comer carne humana”

SUDÁFRICA  - La pesadilla sucedió al noreste Durban, Sudáfrica, cuando un hombre se entregó a la policía, alegando “Me entrego porque estoy ...

sábado, 18 de abril de 2015

Un padre está dispuesto a vender un riñón para salvar a sus tres hijos

La desesperación de un padre para salvar a sus tres hijos lo lleva a poner en venta un riñón
INDIA.- Yogita (5), Anisha (3) y Harsh (18 meses) son tres hermanos indios, cuya vida está en grave riesgo. 

Cada uno pesa 34, 48 y 15 kilogramos, respectivamente, por lo que su padre está desesperado por reunir fondos para poder llevarlos a un especialista que los ayude a bajar de peso.

"Si mis hijos continúan creciendo a este ritmo tan rápido, tendrán grandes problemas de salud. Estamos aterrorizados de que mueran", señaló Rameshbhai Nandwana al Daily Mail.
Y tal es su desesperación, que el hombre está dispuesto a vender un riñón para obtener el dinero que necesita."Ellos no pueden caminar, no pueden hacer nada por su cuenta. Vender mi riñón es una medida desesperada. Pero ahora estoy desesperado por obtener la ayuda correcta para mis hijos", sostuvo.

Rameshbhai explicó que él y su esposa se convencieron de que sus hijos tenían un problema, luego de que Harsh subiera abruptamente de peso durante su primer año de vida. A Yogita y Anisha ya les había ocurrido antes, por lo que fue en ese momento en que pensaron en recurrir a un especialista.

"Empezamos a buscar ayuda médica y consultamos a muchos doctores, pero ellos sólo nos derivaban a grandes hospitales que yo no podía pagar", afirmó el hombre, quien gana unos $32 mil al mes, en tanto que su gasto en alimentación supera los $100 mil.

Rameshbhai señaló que no hay otros miembros de su familia con problemas de peso. De hecho, Yogita, Anisha y Harsh tienen una hermana mayor que es totalmente normal en ese sentido.

Según le señalaron los médicos que vieron a los niños, éstos sufrirían del síndrome Prader-Willi, una condición genética que incluye síntomas como hambre constante, débil tono muscular, restricción del crecimiento y dificultades de aprendizaje.

Lamentablemente, se trata de una enfermedad que no tiene cura y sólo tiene un tratamiento paliativo, como poner a disposición de quienes la sufren alimentos bajos en calorías y alentarlos a hacer mucho ejercicio, todo con el fin de evitar el excesivo aumento de peso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.