LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Grupo de caníbales se entregó a la policía: “Estoy cansado de comer carne humana”

SUDÁFRICA  - La pesadilla sucedió al noreste Durban, Sudáfrica, cuando un hombre se entregó a la policía, alegando “Me entrego porque estoy ...

lunes, 13 de octubre de 2014

Marca récord Guinness con 3.000 piezas de Harry Potter


¿Qué tan fanático se puede ser? Este jóven abogado de 37 años, mexicano, tiene más de 3.000 piezas de Harry Potter y ha marcado un nuevo récord Guinness por su abundante colección.

Un sombrero seleccionador, bufandas y estandartes de las cuatro casas de Hogwarts, gafas, peluches, almohadas... y así hasta 3.097 elementos que han permitido al mexicano Menahem Asher Silva Vargas conseguir el récord Guinness a la mayor colección de objetos sobre Harry Potter.

Una recopilación en la que este abogado de 37 años, al que se le conoce con el sobrenombre de Asher Potter, lleva volcado desde que llegó a sus manos, hace unos catorce años, el primer libro de la saga creada por la británica J.K. Rowling.



"La pasión por la historia me 'engolosinó' y eso me inspiró a ir guardando poco a poco lo que iba encontrando del mago", comenta en una entrevista a Efe en la que estuvo rodeado por parte de su gran colección, que comenzó a partir de figuras y recortes de periódicos y revistas.

Las obras literarias y sus respectivas películas, que reflejan "una historia mágica, pero muy humana" se empezaron a convertir para él en un "sentido de vida", hasta que llegó un momento en el que resultaba "imposible" guardar tantas cosas.

Por ello, se dio a la tarea de organizarlas y registrarlas en un inventario en el que distinguió 50 categorías diferentes.

Finalmente, el pasado 29 de septiembre fue reconocido su récord mundial, un momento en el que Silva Vargas sintió "lo que es la magia realmente".

"Llegó a mí la visión de que esto que me causaba tanta satisfacción podría llevarlo a todas las personas que no podían tenerlo físicamente", recuerda.

Gracias a internet y a intercambios y compras internacionales han podido llegar a sus manos objetos que parecen sacados directamente de las páginas de Rowling, como el giratiempo de Hermione, el mapa merodeador, la pluma de Rita Skeeter o la escoba Nimbus 2001.

"Siempre hay algo más que conseguir, no creo que se acabe nunca", aventura. Por ejemplo, apunta que en su colección una de las grandes ausencias es la corbata de la casa Ravenclaw y que tiene dificultades para importar la espada de Gryffindor, ya que en la aduana puede ser considerada como un arma.

Pero si hay una pertenencia por la que el mexicano tiene un especial apego es el cuadro que su madre realizó para él hace dos años con motivo del día del niño (30 de abril en México): "Es muy simbólico para mí que ella apoye este sueño y afición por la magia de Harry Potter", confiesa.

"Los objetos tienen valor por el solo hecho de compartirse; que uno tenga objetos y objetos guardados en casa pierde el sentido", defiende Vargas, quien quiere dar la "bienvenida" a todos los fans que quieran "acercarse a la magia" a su lado.

Siguiendo este pensamiento, tiene el objetivo de poner en marcha, junto con otros coleccionistas mexicanos, un museo de Harry Potter, en el que se exponga la colección y se realicen otras actividades como talleres o debates.

Un proyecto por el que se ha lanzado a dar un alto en su carrera profesional como abogado, ya que siente que ha llegado a un punto de su vida en el que para él es "más valioso dar paso a algo que mantiene vivo el espíritu y que refuerza los valores de los jóvenes, las alianzas, el valor y la amistad".

EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.