Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies y basado en la politica de cookies de Google Adsense. Puede leerlo en el enlace a continuación

LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

10 miembros de una misma familia aparecen ahorcados en un extraño "ritual espiritual-místico"

Las autoridades investigan la aparición de 11 cadáveres, 10 de ellos colgados en una viga, con los ojos vendados y la boca tapada. La policí...

lunes, 18 de febrero de 2013

Un turco es adicto a la sangre humana

Aunque suene a historia de terror, es la realidad de un joven turco que sufre varios trastornos entre los que cuentan amnesia, depresión crónica, el trastorno de identidad disociativo (TID) y por supuesto el vampirismo.

Es adicto a la sangre humana: aunque suene a historia de terror, es la realidad de un joven turco que sufre varios trastornos entre los que cuentan amnesia, depresión crónica, el trastorno de identidad disociativo (TID) y por supuesto el vampirismo.
De acuerdo al sitio Rt, los médicos del Hospital Militar de Denizli, en el suroeste de Turquía, creen que el joven sufrió de abusos y negligencia desde su niñez, aunado a eso esta el hecho de haber sido testigo de un brutal asesinato.Siendo apenas un joven comenzó bebiendo su propia sangre, la cual obtenía al cortarse los brazos, el pecho y el vientre con hoja de afeitar, hasta que no le fue suficiente y tuvo que buscar nuevas fuentes.
Y como si hubiera nacido para sufrir perdió a su hija cuando ésta era una bebe y su tío fue asesinado, comenta la revista Psychotherapy and Psychosomatics.
Todos estos hechos empujaron al hombre a llegar al extremo de apuñalar y morder a otros a fin de poder beber de su sangre, de hecho, según el informe de la revista, convenció a su padre de que fuera a los bancos de sangre a conseguir más con que saciar su vicio que el mismo describió como: “Tan urgente como respirar”.

Fuente: diariouno.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.