LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Bebés congelados: una mamá admitió el peor de los crímenes

FRANCIA - Una mujer se enfrenta a reclusión perpetua ya que fue inculpada luego de confesar que había ahogado a sus bebés y los había congel...

jueves, 4 de septiembre de 2014

Las cinco estafas más habituales que sufren los turistas en España

Cada año miles de turistas sufren algún tipo de timo o estafa durante sus vacaciones en otros países y España no es una excepción. 

Aunque se trata de hechos aislados y para nada son la tónica general, resulta interesante conocerlos y estar prevenidos para evitar futuros disgustos. Por eso, desde Migoa.com, web de alquileres vacacionales, han analizado los tipos de estafas más frecuentes en nuestro país para darlos a conocer y así intentar evitarlos.

- Taxímetro: algunos taxistas de zonas turísticas o aeropuertos pueden manipular sus taxímetros para que se muevan más rápido y muestren cifras más elevadas de las reglamentarias. En este caso se aconseja no perder de vista el taxímetro. Además, otra práctica es dar rodeos para que la carrera resulte más larga y, por lo tanto, más cara. Aquí lo suyo es conectarse en el móvil a Google Maps y ver cuál es el trayecto más corto.

Cazadores de clientes para el transporte: No es raro que, al bajar de un barco o un autobús, nos encontremos con personas que nos cojan las maletas y las lleven a su coche para llevarnos al hotel. Hay que tener cuidado, especialmente si ya tenemos contratado el transporte o si estamos obnubilados por el jet-lag, porque de lo contrario puede estropearnos las vacaciones.

- Carteristas: Suelen actuar en zonas muy concurridas, como las principales atracciones turísticas o en el metro y el autobús, donde un simple roce basta para hacerse con nuestra cartera. Mejor no llevar mucho dinero en metálico ni guardarse el billetero en bolsillos de fácil acceso, usar una bandolera cruzada (para evitar tirones) o una mochila colocada hacia delante.

Sangría y Paella: Tan españolas. De ahí que las calles más turísticas suelen tener infinidad de bares y restaurantes de comida típica. Sin embargo, algunos establecimientos aprovechan su situación para cobrar grandes cantidades por comida mal preparada o congelada y recalentada, que nada tiene de típica.

Cajera al teléfono: Es una estafa relativamente nueva. La cajera de una tienda simula estar al teléfono mientras cobra nuestra compra. Sin embargo, en realidad, está tomando una foto de nuestra tarjeta de crédito con su móvil para tener obtener los datos. Luego puede realizar con ella todo tipo de compras por Internet. Ante esta situación, mejor pagar en efectivo y revisar siempre el ticket.

Fuente: que.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.