LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Se disfrazó de su hermana por 20 años para que su madre no sepa que estaba muerta

El caso de este hombre conmovió al mundo entero CHINA - Un hombre se disfrazó de su hermana por más de 20 años por una noble causa. Todo por...

lunes, 23 de enero de 2017

Su novio la desfiguró y la dejó al borde de la muerte: encontró al amor de su vida de una insólita manera

Sin la tragedia no hubiese cruzado su camino con el de su marido.


ESTADOS UNIDOS - Melissa Dohme tenía 20 años cuando su novio la desfiguró y la dejó al borde de la muerte tras darle 30 puñaladas. Sin embargo, esa pesadilla le permitió conocer al amor de su vida.

Melissa Dohme, de Florida, vivió una historia que conmovió a todo el que la conoció. Tenía apenas 20 años cuando su exnovio le asestó más de 30 puñaladas.

A pesar de que el pronóstico era delicado, logró sobrevivir. Melissa reveló que al principio, Robert, su ex novio, era divertido y amable; sin embargo, eso cambió un día de octubre de 2011, cuando el muchacho se enfureció y empezó a golpearla. Logró huir, llamó a la policía, arrestaron a sujeto y le dieron 10 horas de cárcel.

Pero loco del rencor, el 24 de enero de 2012 apareció nuevamente en su vida con una navaja en la mano y la agredió brutalmente.


Melissa estuvo en terapia intensiva en el hospital durante varios días. La recuperación fue larga. De las 32 puñaladas, 19 estaban en la cabeza, cuello y cara.

Cuando se recuperó, en octubre de 2012 se encontró con el equipo de emergencias que la encontró y le salvó la vida.

"Uno de los bomberos, Cameron, nos invitó a mi mamá y a mí a cenar a la estación donde trabajaba”, recordó la joven. "Después no podía dejar de pensar en él. Sabía que sentía algo por él”, agregó.

Durante todos estos años, Melissa usó parte de su tiempo para realizar trabajo social para concientizar acerca de la violencia de género. Para homenajearla, la invitaron a ofrecer el lanzamiento inaugural en un juego de béisbol del equipo Tampa Bay Rays. Ahí recibió la mejor sorpresa.

"Yo estaba lista en el campo, pero no tenía bola de béisbol. Cameron se acercó para darme una. La pelotita llevaba escritas las palabras: '¿quieres casarte conmigo?'", recordó. Obviamente, la joven le dijo que sí al hombre que se había convertido en su novio y que ayudó a salvar su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.