LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Se disfrazó de su hermana por 20 años para que su madre no sepa que estaba muerta

El caso de este hombre conmovió al mundo entero CHINA - Un hombre se disfrazó de su hermana por más de 20 años por una noble causa. Todo por...

lunes, 14 de noviembre de 2016

Una Trabajadora de la morgue quedó embarazada de un cadáver!

Se puede decir con seguridad de que no se trata de un fenómeno nuevo.


ESTADOS UNIDOS - Se llama la necrofilia: esta es una desviación sexual de un hombre o mujer que desean con pasión el cuerpo de una persona fallecida. Sobre este fenómeno se mencionó incluso en las escrituras antiguas de Egipto, incluso dibujaron imágenes diferentes sobre esto. El dibujo más famoso de esta desviación fue realizado en la época de la civilización Moche en el año 100 de nuestra era. ¡Insólito! Una trabajadora de la morgue quedó embarazada de un cadáver

La necrofilia comienza con un extraño deseo sexual, que se convierte en algo más serio. Servicios de salud mental Jonathan Rosman y F. I. Reznik, científicos, publicaron un estudio en el año 1989, afirmando que la motivación principal para este tipo de acciones es la presencia de un socio que no se resiste.

En algunos países, como Nueva zelanda, Sudáfrica, Brasil y el Reino Unido, hay leyes que convierten el tener relaciones sexuales con un muerto, en un delito.

Una mujer de Lexington, en el estado de Missouri, trabajaba en la morgue de la ciudad. Felicity Marmadiuk era una trabajadora muy responsable, y parecía que no tenía ningunos problemas. Con el tiempo, esta mujer empezó a sentir atracción por los cadáveres que se encontraban en la morgue.

Ella comenzó a cumplir su deseo, teniendo relaciones sexuales con hombres muertos. Un día se sintió muy atraída por el cadáver de un hombre y comenzó a mantener relaciones sexuales con el difunto de 38 años, directamente en la mesa de inspección y ahí descubrió que al cadáver le comenzó una erección, después de haber muerto.

Felicity decidió subirse al fallecido, más tarde confesó que había experimentado un potente orgasmo durante este acto sexual. Luego de un par de semanas la mujer señaló que no estaba menstruando. Horrorizada, se hizo la prueba de embarazo y resultó positiva.


Felicity estaba segura de que durante todo este período no había tenido otras relaciones sexuales. La mujer le confesó a su ginecólogo, que había tenido relaciones con el hombre muerto y con nadie más.

El doctor avisó a la policía y ella fue arrestada el mismo día. El tribunal condenó a la mujer al pago de una multa de 250.000 dólares, se le había acusado de profanación de cadáver y necrofilia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.