LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Hombre disfrazado de mujer recoge a un niño para abusar de él

Ese varón paquistaní vestido de mujer recogió al menor de una mezquita de Abu Dabi y lo llevó a la azotea de su edificio, donde perpetró su ...

jueves, 16 de junio de 2016

Mujer con vello facial deja de afeitarse por una poderosa razón

Solía esconderse del mundo, hasta que decidió mostrarse tal como es. 

Hoy, asegura que se siente bella como nunca antes. Se despidió de los rastrillos y tratamientos con láser, y comenzó a disfrutar de su individualidad. 

Te presentamos la historia de Rose Geil.

Cuando tenía 13 años, Rose Geil comenzó a darse cuenta de que algo ocurría en su rostro. De inmediato, comenzó su lucha contra el exceso de vello facial.

Originaria de Oregon, Estados Unidos, la mujer tenía que afeitarse el rostro todos los días. Tiempo después, el vello comenzó a crecerle en la espalda y el pecho.

Rose intentó de todo para deshacerse del vello facial y corporal. Además de afeitarse, se sometió durante años a dolorosos tratamientos para la piel y costosos procedimientos de depilación láser… sin mucho éxito.

Pero ahora, a los 39 años de edad, y cansada de ocultarse, Geil decidió mostrarse al mundo tal como es. De hecho, asegura que nunca se había sentido mejor.

“Dejar crecer mi barba me ha dado mayor confianza. Me siento bella”, comentó la mujer a The Huffington Post.

Pero hoy, ha recuperado la seguridad en sí misma. “Se siente maravilloso ser yo. Me siento bella con mi barba, y nunca antes me había sentido así”, declaró al sitio mencionado.Durante años, la condición de Rose le impidió relacionarse con las demás personas. Cuando era adolescente, nunca aceptó dormir en casa de alguna amiga, por temor a que la vieran con vello facial al día siguiente.

Aunque no existe un diagnóstico oficial, la mujer asegura que su condición se debe a una combinación entre ovario poliquístico y la genética.

Pese a que contó con el apoyo de su familia, amigos e incluso parejas amorosas, el mayor enemigo de Rose siempre seguía siendo ella misma.

Finalmente, tras un ejercicio de autovaloración, Geil decidió aceptarse tal como es. Se despidió de los rastrillos y dejó crecer su barba. Y no piensa afeitarse nunca más.

“Soy más bella, atractiva y sensual. Me siento más femenina y eso tiene muy poco que ver con mi apariencia. 

Se trata más bien de mi actitud y de darme la libertad de ser quien soy”, aseguró a The Huffington Post.

 ¿Qué opinas? Aqui estan las fotos



No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.