LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Mujer descubre que su novio le era infiel con su perro

Reviso el teléfono celular de su novio, no encontró llamadas ni fotos de otras de mujeres. Pero la sorpresa fue aún mayor, descubrió un vide...

viernes, 13 de mayo de 2016

“Amo a mi marido… pero no quiero tener sexo con él”

Dos años sin tener relaciones sexuales. Esa es la realidad de Louise y Stuart Unwin, un matrimonio británico que dejaron de acostarse en un momento muy concreto de su relación: en la noche de bodas.

La pareja señala que el problema se originó por una caída brusca de la libido de Louise.“Hasta nuestra boda, no parábamos de tocarnos, pero nuestra activa vida sexual se despeñó en cuanto nos atamos el uno al otro”.


(Louise y Stuart Unwin)

“En el momento que dije ‘sí quiero’, algo dentro de mí desapareció”, confesa Louise a The Daily Mail. “Fue como si un interruptor se hubiera apagado. Dejé de ser la novia sexy a convertirme en la esposa de alguien”.

Resultado de imagen para Louise y Stuart Unwin
La mujer recuerda con especial detalle la noche de bodas, que fue amarga. “Los problemas empezaron esa misma noche. Estaba exhausta después del gran día, y además era muy consciente de mi cuerpo después de dar a luz a mi hija Poppy, no mucho antes”, recuerda la esposa. La mujer tuvo dos hijas antes de pasar por el altar.“No quería tener sexo esa noche, pero acepté por el deseo de Stuart. Desde entonces, la cosa ha ido de mal en peor”.

Uno de los principales causantes del bajón en el deseo de la mujer es cómo se siente respecto a su cuerpo después de tener dos hijas. Tras los partos, Louise engordó y su anatomía cambió de forma. Algo que para Stuart no supone ningún problema. “Él siempre me dice que prefiere mujeres con curvas, y que le excito, incluso hemos hecho el amor algunas veces, pero no lo he disfrutado. Siempre digo que mi boda fue una especie de pacto de celibato”, explica ella.

Pero a pesar de todos estos problemas en la alcoba, el matrimonio de Louise y Stuart no se ha resentido. Los dos se aman. “Mi matrimonio es perfecto en todo lo demás. Tenemos dos preciosas niñas, una de una relación anterior y otra con Stuart”.

Pero a pesar de resignarse a vivir sin sexo, Louise y Stuart han intentado encontrar una solución a sus problemas. “Hemos visto porno juntos, pero n funciona. Estoy desesperada por tener una vida sexual divertida y normal con mi marido, pero no soy capaz”, confiesa Louise desesperada.

También han visitado a médicos y terapeutas, pero los tratamientos todavía no han dado resultado. “Me he apuntado al gimnasio para perder peso y para encontrarme mejor. Quizás así la chispa vuelva a saltar”, explica la mujer.

“Pero aunque no tenga sexo con mi marido, aún le quiero”, remata la mujer. “Espero que las cosas nos vayan bien”.

2 comentarios:

  1. Que noticia tan poco singular y verdaderamente aburrida. Yo tengo casado 17 años sin sexo y mi esposa y yo somos extraordinariamente felices. Nos amamos con locura y seguramente moriremos juntos de viejitos. Asi que esta "noticia" no es nada comparado con mi vida personal.

    ResponderEliminar

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.