LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Mujer descubre que su novio le era infiel con su perro

Reviso el teléfono celular de su novio, no encontró llamadas ni fotos de otras de mujeres. Pero la sorpresa fue aún mayor, descubrió un vide...

viernes, 19 de febrero de 2016

Los crímenes del huerto del Francés, el primer caso mediático del siglo XX en España

Existe una popular expresión en nuestra lengua que dice ‘Eso parece el huerto del Francés’, la cual se utiliza para referirse a aquel lugar donde ocurre algún acto delictivo como un robo, asesinato o dónde se monta algún follón con asiduidad. 

Proviene de unos hechos acontecidos entre 1898 y 1904 en la población sevillana de Peñaflor en el que aparecieron enterrados en el huerto propiedad de Juan Andrés Aldije Monmejá, más conocido entre sus vecinos por el sobrenombre de ‘el Francés’ (debido a que nació en Agen, Francia).

Los crímenes cometidos por ‘el Francés’ están considerados como elprimer caso relevante de crónica negra en la España de inicios del siglo XX que fue ampliamente seguido por la prensa de la época, motivo por el cual se popularizó entre la población tanto el mote del asesino como el lugar de los hechos.



Juan Andrés Aldije era propietario de una casa a las afueras de Peñaflor en la cual tenía cuadras y un extenso terreno donde plantaba algunas hortalizas y al que iba a echar unas cuantas horas cada día, ya que aquel lugar no era su vivienda habitual debido a que vivía en otra casa junto a su mujer e hijo.

Aunque era un secreto a voces entre los vecinos de Peñaflor que ‘el Francés’, junto a su socio José Muñoz Lopera, organizaba timbas ilegales de cartas en la casa de campo, las autoridades locales hacían la vista gorda.



Hasta el casino ilegal llegaban viajantes procedentes de otros pueblos que habían cerrado algún trato en alguna feria cercana y que eran contactados por Lopera, quien se encargaba de convencerlos para ir hasta allí y amañar unas partidas con el fin de desplumar a un francés. Evidentemente se refería a Aldije y lo hacía en connivencia con éste como estratagema para engañar al incauto viajante y atraerlo hacia allí.

No todos los que fueron hasta la finca pudieron jugar la ansiada partida de cartas, debido a que algunos de ellos fueron asesinados por el propio Aldije nada más llegar a allí.

Yahoo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.