LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Hombre disfrazado de mujer recoge a un niño para abusar de él

Ese varón paquistaní vestido de mujer recogió al menor de una mezquita de Abu Dabi y lo llevó a la azotea de su edificio, donde perpetró su ...

lunes, 18 de enero de 2016

Esto fue lo que hizo al admitir que no rezaba

Las leyes de blasfemia en Pakistán estipulan como un crimen insultar las creencias religiosas. El castigo puede ir desde varios años de cárcel hasta una sentencia de muerte.
Un muchacho paquistaní de 15 años resolvió castigarse a sí mismo cortándose la mano tras creer que había cometido blasfemia, según reconocieron este viernes agentes policiales, informa AFP.

En medio de una plegaria, Mohammad Anwar levantó la mano por error después de haber oído mal una pregunta de un imán, que preguntó a la multitud en una mezquita que alzara la mano aquel que había dejado de orar.

El muchacho levantó la mano y la multitud lo acusó de inmediato de blasfemia, después de lo cual el chico regresó a sucasa y se cortó la mano. A continuación la puso en una bandeja y se la presentó al clérigo. El incidente ocurrió en una aldea en la localidad de Hujra, en el distrito de Depalpur.

Entre los países con mayoría musulmana, Pakistán tiene las leyes más estrictas contra la blasfemia. AFP

AJV

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.