LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Se disfrazó de su hermana por 20 años para que su madre no sepa que estaba muerta

El caso de este hombre conmovió al mundo entero CHINA - Un hombre se disfrazó de su hermana por más de 20 años por una noble causa. Todo por...

martes, 9 de diciembre de 2014

Anaconda "se devora" a explorador de Discovery

El científico voluntario estadounidense, Paul Rosolie, se dejó tragar por una anaconda en nombre de la ciencia.
Con la ayuda de un traje especial, Paul Rosolie se ofreció como carnada para ser devorado por una enorme anaconda, sin embargo, la serpiente no pudo tragarlo y sólo lo sofocó.

Millones de personas sintonizaron este domingo el programa "Eaten alive" (Tragado vivo) de Discovery. Muchos escépticos y otros expectantes al desenlace de este polémico proyecto que buscaba, entre otras cosas, llamar la atención sobre la crisis que vive la Amazonía.

A pesar del traje especial que llevaba el presentador no pudo soportar la presión del reptil de casi 6 metros, por lo que el equipo de producción tuvo que salir minutos después a auxiliarlo.

La idea del documental era llamar la atención sobre la intensa deforestación que enfrenta la Amazonía, una práctica que hace que miles de hectáreas desaparezcan cada año, lo cual provoca que las anacondas pierdan su hábitat natural.



Sin embargo segun otra agencia, la anaconda se niega a tragarse al voluntario en directo

Una enorme anaconda se ha negado a tragarse al científico voluntario cubierto por sangre porcina, en el marco del proyecto 'Eaten alive', del canal estadounidense Discovery.

Millones de televidentes, ansiosos por ver cómo una anaconda se tragaba a una persona, quedaron evidentemente decepcionados al no poder observar ese espectáculo. Esto se debió a la negativa de la enorme serpiente de devorar al naturalista voluntario, Paul Rosolie, en el promocionado programa 'Eaten alive', de Discovery.

Pese a que el atrevido investigador había provocado a la serpiente, al cubrir su especial traje protector con sangre de cerdo, el reptil no fue más allá de morder la mano de Rosolie e intentar sofocarlo.

"Es muy pesada, estoy tratando de moverme pero no puedo, me ha envuelto totalmente. Mis manos están bien. Ella me agarra. Estoy tratando de levantarme pero no puedo. Ella sabe que no puedo hacer nada más, estoy tratando de liberarme. Siento cada músculo de su cuerpo mientras respira. Estoy tratando de mover los brazos y las piernas… Es increíblemente pesada y saca provecho de eso. Tengo problemas para respirar y puedo morirme…" Así narraba el científico sus impresiones, luego de ser atacado por una anaconda de 8 metros de largo y cerca de 200 kilogramos de peso.

Para intentar 'ingresar' en la anaconda, el aventurero usó un traje de fibra de carbono especialmente diseñado para protegerlo de los apretones mortales de la serpiente y de los ácidos digestivos que genera su estómago.

También contó con una especie de tanque de oxígeno, que le permitió tener aire durante tres horas, cámaras de filmación y dispositivos de comunicación.

Fuente: agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.