LA NOTICIA MAS LEÍDA DE LA SEMANA

Se disfrazó de su hermana por 20 años para que su madre no sepa que estaba muerta

El caso de este hombre conmovió al mundo entero CHINA - Un hombre se disfrazó de su hermana por más de 20 años por una noble causa. Todo por...

viernes, 28 de noviembre de 2014

Intenta robar un banco y le obligan a esperar la cola

Lo que no pasa en China, no ocurre en ningún lado. Un joven chino intentó robar un banco armado con un cuchillo pero finalmente no pudo. Acabó enredado en la burocracia de los cajeros. Primero le ordenaron que esperase la cola como el resto de clientes y después rechazaron su petición por falta de saldo, según el banco.

Ir a atracar un banco armado con un cuchillo y no lograrlo. Eso es lo que le ocurrió a un joven en el sur de China, cuando acudió a una sucursal con el objetivo de atracarlo y se vio perjudicado por la burocracia. Primero le obligaron a respetar la cola y después le denegaron lo que pedía, alegando en una "falta de saldo".

El incidente ocurrió ayer en la ciudad de Heyuan, en la provincia de Cantón, cuando el hombre entró en la entidad bancaria con un cuchillo de cocina en la mano y gritó el típico: "esto es un atraco" y se colocó ante uno de los cajeros, que estaban protegidos por un cristal. Ante esto, el trabajador, atónito, le gritó que debía respetar la cola.

Lo que todavía fue más sorprendente es que el atracador obedeció, por lo que los agentes de seguridad que se encontraban en el lugar no tuvieron la necesidad de intervenir.

Tras atender a varios clientes, el atracador se situó ante el cajero y le exigió 10.000 yuanes (unos 1.300 euros) y los funcionarios se negaron a dárselo, alegando que en el fondo solo les quedaba un yuan. En ese momento intentó romper el cristal que les separaba pero al ver que no conseguiría su objetivo, abandonó la sucursal por su propio pie, aunque poco después fue detenido por la policía.

Sin embargo, no es la primera vez que un atraco en China acaba de esta manera, ya que recientemente un suceso similar dio de que hablar en los medios nacionales y en las redes sociales cuando, otro ladrón, también armado con un cuchillo, no consiguió que le tomaran en serio.

En aquella situación, que ocurrió en Shanghái, el atracador intentaba robar el banco mientras mantenía una conversación por su teléfono móvil, algo que provocó que la funcionaria que le estaba atendiendo se riera y finalmente el hombre fue reducido por los guardias de seguridad.

Fuente: que.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten comentarios ofensivos, discriminatorios o racistas. Serán moderados. Gracias por su opinión.